Musée virtuel du protestantisme

Su juventud

  • Enrique de la Tour d’Auvergne, vizconde de Turenne © Colección privada

Henri de la Tour d’Auvergne, vizconde de Turenne, nació en Sedán en 1611. Era el segundo hijo del duque de Bouillon, príncipe de Sedán e Isabel de Nassau, hija de Guillermo el Silencioso, fundador de la República de las Provincias Unidas Holandesas.

Primero, sirvió en el ejército de los príncipes de Nassau.

En 1630, como su madre había concluido un tratado con Luis XIII, se unió al ejército del Rey de Francia como coronel y realizó campaña en Italia, en Lorena (1633), luego en Alsacia y los Países Bajos.

La Guerra de los Treinta Años (1618-1648)

Turenne hizo campaña en Italia en 1640 como teniente primero y tomó Turín. En 1643, volvió a hacer campaña en Italia y fue nombrado mariscal de Francia cuando Luis XIV accedió al trono.

Desde 1644 en adelante, Turenne lideró el ejército alemán, progresando de un campo de batalla a otro, obteniendo un gran número de victorias, que culminaron en el Tratado de Westfalia,poniendo fin a la Guerra de los Treinta Años. Francia se había unido a este conflicto en 1635, luchando con los príncipes protestantes y los suecos contra los ejércitos del Imperio (los Habsbourg de Austria y España).

La Fronda (1648-1654)

En la Fronda contra Mazarino, primero se unió a la «Fronda» parlamentaria en 1649, luego luchó por Condé (el Gran Condé, bisnieto de Luis de Condé) al servicio del Rey de España en 1650. Sin embargo, regresó al servicio del rey de Francia para siempre en 1651.

En 1652, hizo campaña contra Condé y los españoles, lo que permitió al rey recuperar París y entregó Arras en 1654.

La Guerra Franco-Española (1656-1659)

Turenne tomó Dunkerque en 1658 e invadió Flandes, lo que llevó al tratado de los Pirineos en 1659. Turenne fue nombrado gobernador del Limousin y en 1660 mariscal de campo de los ejércitos y campos reales; también se le dio la responsabilidad de reorganizar el ejército.

La Guerra de Devolución y la Guerra de Holanda

En 1667, Turenne preparó la Guerra de Devolución (1661-1668) con Luis XIV ; esto fue contra España y tomó Charleroi y Tournais. En 1672, comenzó a luchar en la Guerra de Holanda (1672-1678), tomando Arnheim, luego entró en Alemania y ocupó Westfalia.

En 1673, perdió varias batallas en Alemania y se peleó con Louvois, el secretario de Estado militar al servicio de Luis XIV. En 1674, Turenne tuvo que mantener el control de Francia de Alsacia con solo un número reducido de soldados ; cruzó el Rin e incendió el Palatinado, pero los ejércitos imperiales también cruzaron el Rin y tomaron Estrasburgo. Turenne maniobró en los Vosgos en las profundidades del invierno y sorprendió a los ejércitos imperiales en Mulhouse, también ganó la batalla de Turckheim. Los ejércitos imperiales cruzaron el Rin una vez más, pero regresaron a Alsacia unos meses más tarde. Turenne murió de una bala cuando estaba de reconocimiento en Sasbach (Alemania).

Su vida personal

Turenne nació protestante; en 1651 se casó con Charlotte de Caumont, que murió sin descendencia en 1666.

Era un fuerte protestante de opiniones moderadas y usó su influencia con el rey para defender la causa protestante. Pero tenía dudas sobre su fe y se sintió atraído por las creencias jansenistas. Finalmente, en 1668, Pierre Nicole y de Bossuet lo convencieron de que debía convertirse en católico ; sin embargo, siguió siendo un hombre de opiniones moderadas y continuó leyendo la Biblia.

Escribió muchas memorias y cartas.

Luis XIV enterró a Turenne en la abadía de San Dionisio, pero Bonaparte transfirió su cuerpo a los Inválidos en 1800, honrándolo como un gran estratega militar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.