Tratado con los Nez Perces, 1855

Artículos de acuerdo y convención hechos y concluidos en el campo del tratado, Camp Stevens, en el Valle de Walla-Walla

el undécimo día de junio, en el año mil ochocientos cincuenta y cinco por y entre Isaac I. Stevens, gobernador y superintendente de asuntos indios para el Territorio de Washington y Joel Palmer, superintendente de Asuntos Indios para el Territorio de Oregón por parte de los Estados Unidos, y los jefes, jefes y delegados abajo firmantes de la tribu Nez Perce de Indios que ocupan tierras que se encuentran en parte en Oregón y en parte en los Territorios de Washington, entre las Montañas Cascade y Bitter Root, en nombre de, y actuando en nombre de dicha tribu, y debidamente autorizados para ello por ellos, quedando entendido que el Superintendente Isaac I. Stevens asume tratar solo con los de la tribu de indios mencionada anteriormente que residen en el Territorio de Washington, y el Superintendente Palmer con los que residen exclusivamente en el Territorio de Oregón.

ARTÍCULO 1.

La mencionada tribu de indios Nez Perce cede, cede y transmite a los Estados Unidos todos sus derechos, títulos e intereses en y para el país ocupado o reclamado por ellos, limitado y descrito de la siguiente manera, a saber: Comenzando en la fuente del río Wo-na-ne-she o afluente meridional del río Palouse; desde allí bajando por ese río hasta el río Palouse principal.; desde allí en dirección sur hasta el Río Snake,en la desembocadura del río Tucanon; desde allí subiendo el río Tucanon hasta su nacimiento en las Montañas Azules; desde allí en dirección sur a lo largo de la cresta de las Montañas Azules; desde allí hasta un punto en el río Grand Ronde, a medio camino entre Grand Ronde y la desembocadura del río Woll-low-how; desde allí a lo largo de la divisoria entre las aguas del río Woll-low-how y el río Powder; desde allí hasta el cruce del río Snake, en la desembocadura del río Powder; desde allí hasta el río Salmon, a cincuenta millas por encima de lugar conocido el » cruce del río Salmón;»desde allí hacia el norte hasta la cima de las Montañas de la Raíz Amarga; desde allí a lo largo de la cresta de las Montañas de la Raíz Amarga hasta el lugar de inicio.

El tratado de 1855 estableció una reserva de 7,5 millones de acres, pero incluso antes de que el tratado fuera ratificado, la invasión masiva impulsada por descubrimientos de oro en toda la región dio lugar a ciudades en auge y violencia entre los Nez Perce y los blancos. El Nez Perce apeló al Congreso para honrar los términos del tratado, y en respuesta, el gobierno federal redujo el tamaño de la reserva de 1855 en un 90%. Los inmigrantes blancos exigieron que el gobierno moviera, por la fuerza si era necesario, a todos los Nez Perce que vivían fuera de los límites de la nueva reserva a la nueva reserva. El jefe Joseph y su banda en el Valle de Wallowa se negaron, precipitando la Guerra Nez Perce de 1877. La reserva actual de Nez Perce es de 770,000 acres.

ARTÍCULO 2.

Hay, sin embargo, reservado de las tierras anteriores cedidas para el uso y la ocupación de dicha tribu, y como reserva general para otras tribus y bandas de indios amigos en el Territorio de Washington, que no excedan el número actual de las tribus y bandas de indios Spokane, Walla-Walla, Cayuse y Umatilla, la extensión de tierra incluida dentro de los siguientes límites, a saber: Comenzando por donde fluye el Moh ha-na-she o afluente meridional del río Palouse desde las estribaciones de las Montañas Bitter Root; bajando dicho afluente hasta la desembocadura del arroyo Ti-nat-pan-up; desde allí hacia el sur hasta el cruce del río Snake a diez millas por debajo de la desembocadura del río AI-po-wa-wi; desde allí hasta la fuente del río Al-po-wa-wi en las Montañas Azules; desde allí a lo largo de la cresta de las Montañas Azules; desde allí hasta el cruce del río Grand Ronde, a medio camino entre el Grand Ronde y la desembocadura del río Woll-low-how; desde allí a lo largo de la divisoria entre las aguas de los ríos Woll-low-how y Powder; desde allí hasta el cruce del río Snake a quince millas por debajo de la desembocadura del río Río de la Pólvora; de allí al río Salmón por encima de la travesía; de allí por los espolones; de las Montañas de Raíz Amarga al lugar del comienzo.

Todo el territorio se separará y, en la medida de lo necesario, se inspeccionará y marcará para el uso y beneficio exclusivo de dicha tribu; como reserva india; tampoco se permitirá a ningún hombre blanco, excepto a los empleados del Departamento Indio, residir en dicha reserva sin el permiso de la tribu y del superintendente y agente; y dicha tribu acuerda trasladarse a la misma y establecerse en ella dentro del año siguiente a la ratificación de este tratado. Mientras tanto, les será lícito residir en cualquier terreno que no pertenezca a la reclamación y ocupación reales de ciudadanos de los Estados Unidos y en cualquier terreno reclamado u ocupado, si se cuenta con el permiso del propietario o reclamante, garantizando, sin embargo, el derecho de todos los ciudadanos de los Estados Unidos a entrar y ocupar como colonos cualquier tierra que no esté realmente ocupada y cultivada por dichos indios en este momento. y no incluido en la reserva mencionada anteriormente. Y a condición de que cualquier mejora sustancial realizada hasta ahora por cualquier indio, como los campos cerrados y cultivados, y las casas erigidas en las tierras cedidas por el presente, y que pueda verse obligado a abandonar como consecuencia de este tratado, se valorará bajo la dirección del Presidente de los Estados Unidos, y el pago por lo tanto en dinero, o mejoras de igual valor, se hará para dicho indio en la reserva y ningún indio estará obligado a abandonar las mejoras antes mencionadas, ahora ocupadas por él, hasta que se proporcione su valor en dinero o mejoras de igual valor él como se ha dicho.

ARTÍCULO 3.

Y siempre que, si es necesario para la comodidad del público, se puedan recorrer carreteras a través de dicha reserva y, por otro lado, se les garantice el derecho de paso, con acceso gratuito desde la misma a la carretera pública más cercana, así como el derecho, en común con los ciudadanos de los Estados Unidos, a circular por todas las carreteras públicas. El uso del Agua Clara y otros arroyos que fluyen a través de la reserva también está asegurado a los ciudadanos de los Estados Unidos para fines de rafting y como carreteras públicas.

El derecho exclusivo de pescar en todos los arroyos por donde discurren o bordeen dicha reserva está asegurado a dichos indios, así como el derecho de pescar en todos los lugares habituales y acostumbrados en común con los ciudadanos del territorio, y de erigir edificios temporales para curar, junto con el privilegio de cazar, recolectar raíces y bayas, y pastorear sus caballos y ganado en tierras abiertas y no reclamadas.

ARTÍCULO 4.

En consideración de la cesión anterior, los Estados Unidos acuerdan pagar a dicha tribu, además de los bienes y provisiones distribuidos a ellos en el momento de la firma de este tratado, la suma de doscientos mil dólares, de la siguiente manera, es decir, sesenta mil dólares, que se gastarán bajo la dirección del Presidente de los Estados Unidos, el primer año después de la ratificación de este tratado. Al disponer su traslado a la reserva, desbaratar y cercar granjas, construir casas, suministrarles provisiones y un equipo adecuado y otros objetos que considere necesarios. y el resto en anualidades, de la siguiente manera: durante los primeros cinco años después de la ratificación de este tratado, diez mil dólares cada año, a partir del 1 de septiembre de 1856; durante los próximos cinco años, ocho mil dólares cada año; durante los próximos cinco años, seis mil cada año, y durante los próximos cinco años, cuatro mil dólares cada año.

Todo lo que dichas sumas de dinero se aplicarán al uso y beneficio de dichos indios, bajo la dirección del Presidente de los Estados Unidos, quien podrá de vez en cuando determinar, a su discreción, sobre qué objetos beneficiosos gastar los mismos para ellos. Y el superintendente de asuntos Indios, u otro oficial apropiado, informará cada año al Presidente de los deseos de los indios en relación con ello.

ARTÍCULO 5.

Los Estados Unidos acuerdan además establecer, en los puntos adecuados dentro de dicha reserva, dentro de un año después de la ratificación de la misma, dos escuelas, erigiendo los edificios necesarios, manteniéndolos en reparación y proporcionándoles muebles, libros y artículos de papelería, una de las cuales será una escuela agrícola e industrial, que se ubicará en la agencia y será gratuita para los hijos de dicha tribu, y emplear a un superintendente de enseñanza y dos maestros; construir dos herrerías, a una de las cuales tienda de armería; un taller de carpinteros, un taller de carretas y aradores, y que lo conserven en reparación y equipado con las herramientas necesarias; emplear a un superintendente de agricultura y dos agricultores, dos herreros, un hojalatero, un armero, un carpintero, un carretero y arador, para la instrucción de los indios en los oficios y para ayudarlos en los mismos; erigir un aserradero y un molino de harina, que lo mantengan en reparación y equipado con las herramientas y accesorios necesarios, y emplear dos molineros; erigir un hospital, manteniéndolo en reparación, provisto de los medicamentos y muebles necesarios, y contratar a un médico; y erigir, mantener en reparación y proporcionar el mobiliario necesario los edificios necesarios para el alojamiento de dichos empleados. Los edificios y establecimientos mencionados que se mantengan y se mantengan en reparación como se ha indicado anteriormente, y los empleados que se mantengan en servicio durante un período de veinte años.

Y en vista del hecho de que se espera que el jefe principal de la tribu, y se le pedirá, realice muchos servicios de carácter público, ocupando gran parte de su tiempo, los Estados Unidos acuerdan pagar a la tribu Nez Perce quinientos dólares al año por un período de veinte años, después de la ratificación del presente, como salario para la persona que la tribu seleccione para ser su jefe principal. Construir para él, en un punto adecuado de la reserva, una casa cómoda, y amueblarla adecuadamente, y arar y cercar para su uso diez acres de tierra. El salario que se pagará a dicho jefe, y la casa que ocupará, mientras pueda ser elegido para ese cargo por su tribu, y ya no más.

Y todos los gastos y gastos contemplados en este quinto artículo de este tratado serán sufragados por los Estados Unidos, y no se deducirán de las anualidades acordadas para ser pagadas a dichas tribus, ni el costo de transporte de los bienes para los pagos de anualidades será un cargo sobre las anualidades, sino que serán sufragados por los Estados Unidos.

ARTÍCULO 6.

El Presidente podrá, de tiempo en tiempo, a su discreción, puede provocar que el todo, o porciones de la reserva que considere apropiado, para ser estudiados en lotes, y asignar los mismos a personas o familias de dicha tribu que están dispuestos a hacer uso de la prerrogativa, y se ubique en el mismo como un hogar permanente, en los mismos términos y sujeto a las mismas regulaciones que los previstos en el artículo sexto del tratado con los Omahas en el año 1854, en la medida en que el mismo puede ser aplicable.

ARTÍCULO 7.

Las anualidades de la tribu mencionada no se tomarán para pagar las deudas de los individuos.

ARTÍCULO 8.

La tribu mencionada reconoce su dependencia del Gobierno de los Estados Unidos, y promete ser amigable con todos sus ciudadanos, y se compromete a no cometer depredaciones sobre la propiedad de dichos ciudadanos; y si uno o más de ellos violan esta promesa, y el hecho se prueba satisfactoriamente ante el agente, la propiedad tomada será devuelta, o en defecto de ella, o si se lesiona o destruye, el Gobierno puede hacer una compensación con cargo a las anualidades. Tampoco harán la guerra a ninguna otra tribu, excepto en defensa propia, sino que someterán todos los asuntos de diferencia entre ellos y los demás indios al Gobierno de los Estados Unidos, o a su agente, para que tome una decisión, y se acatarán a ello, y si alguno de los mencionados indios comete cualquier depredación sobre cualquier otro indio dentro del Territorio de Washington, prevalecerá la misma regla que la prescrita en este artículo en casos de depredaciones contra ciudadanos. Y dicha tribu se compromete a no albergar ni ocultar a los delincuentes que infringen las leyes de los Estados Unidos, sino a entregarlos a las autoridades para su juicio.

ARTÍCULO 9.

Los Nez Perces desean excluir de su reserva el uso de bebidas alcohólicas ardientes e impedir que su pueblo las beba; por lo tanto, se dispone que a cualquier indio perteneciente a dicha tribu que sea culpable de introducir bebidas alcohólicas en dicha reserva, o que beba bebidas alcohólicas, se le podrá retener su parte de las anualidades durante el tiempo que el Presidente determine.

ARTÍCULO 10.

Los indios Nez Perce, habiendo expresado en consejo el deseo de que William Craig continuara viviendo con ellos, habiéndose mostrado uniformemente su amigo, se acuerda además que la extensión de tierra que ahora ocupa y que se describe en su notificación al registro y receptor de la oficina de tierras del Territorio de Washington, el cuarto día del pasado mes de junio, no se considerará parte de la reserva prevista en este tratado, salvo que estará sujeta, en común con las tierras de la reserva, a las operaciones de la ley de relaciones sexuales.

ARTÍCULO 11.

El presente tratado será obligatorio para las partes contratantes tan pronto como sea ratificado por el Presidente y el Senado de los Estados Unidos.

En testimonio de lo cual, el mencionado gobernador Isaac I. Stevens y superintendente de asuntos indios para el Territorio de Washington, y Joel Palmer, superintendente de Asuntos Indios para el Territorio de Oregón, y los jefes, jefes y delegados de la mencionada tribu de indios Nez Perce, han puesto sus manos y sellos, en el lugar y el día y año que aquí se escribieron.

  • Isaac I. Stevens, Gobernador y Superintendente del Territorio de Washington.Joel Palmer, Superintendente de Asuntos Indios.
  • Aleiya, o abogado, Jefe de Nez Perces,
  • Tippelanecbupooh, su marca x.
  • Hah-hah-stilpilp, su marca x.
  • Appushwa-hite, o espejo, su marca x.
  • Cool-cool-shua-nin, su marca x.
  • Silish, su marca x.
  • José, su marca x.
  • Toh-toh-molewit, su marca x.
  • Tuky-in-lik-it, su marca x.
  • Lobo Rojo, su marca x.
  • Agujero-agujero-hollín, su marca x.
  • Timothy, su marca x.
  • Ish-coh-tim, su marca x.
  • U-ute-sin-male-cun, su marca x.
  • Wee-as-cus, su marca x.
  • Spotted Eage, su marca x.
  • Hah-hah-stoore-tee, su x ma rk.
  • Stoop-toop-nin o Corte de pelo, su marca x.
  • Eee maht-sin-pooh, su marca x.
  • Tow-wish-au-il-pilp, su marca x.
  • Tah-moh-moh-kin, su x rnark.
  • Kay-kay-mass, su marca x.
  • Águila parlante, su marca x.
  • Kole-kole-til-ky, su marca x.
  • Wat-ti-wat-ti-wah-hi, su marca x.
  • In-mat-tute-kah-ky, su marca x.
  • Howh-no-tah-kun, su marca x.
  • Moh-see-chee, su marca x.
  • Tow-wish-wane, su marca x.
  • George, su marca x.
  • Wahpt-tah-shooshe, su marca x.
  • Nicke-el-it-may-ho, su marca x.
  • Collar de cuentas, su marca x.
  • Say-i-ee-ouse, su marca x.
  • Koos-koos-tas-kut, su marca x.
  • Wis-tasse-cut, su marca x.
  • Levi, su marca x.
  • Ky-ky-soo-te-lum, su marca x.
  • Pee-oo-pe-whi-hi, su marca x.
  • Ko-ko-whay-nee, su marca x.
  • Pee-oo-pee-iecteim, su marca x.
  • Kwin-to-kow, su marca x.
  • Pee-poome-kah, su marca x.
  • Pee-wee-au-ap-tah, su marca x.
  • Hah-hah-stlil-at-me, su marca x.
  • Wee-at-tenat-il-pilp, su marca x.
  • Wee-yoke-sin-ate, su marca x.
  • Pee-oo-pee-u-il-pilp, su marca x.
  • Wee-ah-ki, su marca x.
  • Wah-tass-tum-mannee, su marca x.
  • Necalahtsin, su marca x.
  • Tu-wesi-ce, su marca x.
  • Suck-on-tie, su marca x.
  • Lu-ee sin-kah-koose-sin, su marca x.
  • Ip-nat-tam-moose, su marca x.
  • Hah-tal-ee-kin, su marca x.
  • Jason, su marca x.

Firmado y sellado en presencia de nosotros:

  • James Doty, secretario de tratados, W. T.
  • Wm. McBean,
  • Geo. C. Bomford.
  • Wm. C. McKay, secretario de tratados, O. T.
  • C. Chirouse, O. M. T.
  • Mie. Cles. Pandosy,
  • W. H. Tappan, sub-agente Indio,
  • Lawrence Kip,
  • William Craig, intérprete,
  • W. H. Pearson.
  • A. D. Pamburn, intérprete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.